Funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos anunciaron el viernes un "acuerdo en principio" con UBS  y el Gobierno suizo en una disputa sobre los esfuerzos estadounidenses por obtener las identidades de 52.000 clientes del banco suizo, quienes podrían estar involucrados en la evasión de impuestos mediante cuentas secretas.