UBS eleva el precio objetivo de Indra a 16,20 euros desde 15,50 y mantiene la recomendación de neutral, aunque introduce una nota de comprar a corto plazo porque espera unos resultados positivos en el segundo trimestret. "Más resistente de lo esperado, Indra está afrontando la crisis mucho mejor de lo que habíamos esperado", señala UBS.