UBS, Deutsche Bank, JP Morgan Chase & Co. y Depfa Bank están imputados en Milán por un supuesto caso de venta fraudulenta de derivados de 1.680 millones, confirmó el miércoles el fiscal italiano Alfredo Robledo "Los bancos van a juicio", dijo Robledo a Dow Jones Newswires en una entrevista telefónica. Robledo acusa a los bancos de obtener beneficios ilícitos con la venta irregular de derivados relacionados con una emisión de bonos de la Ciudad de Milán entre 2005 y 2007.