La empresa nacional tunecina de prospección petrolera (CTF por sus siglas en francés) ha dado a conocer hoy su intención de ceder el 51% de su capital, en el marco de una operación de privatización aprobada por el Gobierno. La operación será supervisada financieramente por el Banco tunecino "Banque des affaires" y se estima que podrá ser finalizada durante el trimestre de este año.