El consejo de administración de Tubos Reunidos ha decidido por "razones de prudencia" no abonar en este ejercicio 2009 el primer dividendo a cuenta que habitualmente se pagaba el 10 de octubre, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía indicó que esta medida se enmarca en el plan especial de actuación que lleva aplicando desde principios de año ante la situación económica mundial, y cuya prioridad es la situación financiera, la innovación y la competitividad a futuro. Estas medidas han permitido al grupo reducir su nivel de endeudamiento a 31 de julio en 57 millones de euros, hasta situarlo en 107 millones de euros, el 46% del patrimonio neto del grupo.