Tubos Reunidos aumentó un 54% su beneficio neto del primer semestre, hasta 46,47 millones de euros, por encima de la previsión de 45 millones anunciada en junio, según informa en un comunicado. El Ebitda (beneficio bruto de explotación) subió un 31% hasta 76,1 millones, mientras que las ventas subieron un 13% hasta 347,5 millones, agrega. La compañía atribuye estos buenos resultados a la positiva evolución del mercado de tubos de acero sin soldadura, favorecido por el buen momento del sector del petróleo y gas; con una perspectiva optimista a futuro por el importante incremento de la demanda mundial de tubos para la generación de energía.