Tubacex abonará mañana a sus accionistas un dividendo bruto de 0,1513 euros por acción con cargo a los resultados de 2007, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Una vez descontado el 18% de retención con que Hacienda grava este tipo de rendimientos del capital, el importe neto del dividendo será de 0,1241 euros. Para satisfacer el pago de este dividendo -el mayor de su historia-, la empresa desembolsará 19,83 millones de euros, lo que representa el 35% del beneficio de 2007, y supone un incremento de un 60,2% respecto al distribuido el año pasado.