El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, percibió en 2008 un salario base de 351.816 euros anuales, lo que supone un incremento salarial del 1,9% respecto a los 345.252 euros percibidos en 2007, lo que supone tres décimas por encima del incremento interanual de la inflación registrado en diciembre y se sitúa en línea con la definición de estabilidad de precios del BCE. Asimismo, las subidas salariales experimentadas por el resto de miembros del Comité Ejecutivo del BCE también fueron del 1,9%, lo que elevó la totalidad de salarios abonados por la institución emisora europea a su consejo ejecutivo hasta 1,658 millones de euros, según los datos publicados por la entidad.