El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, se mostró hoy contrario a acelerar la adhesión en el euro de los países de Europa central y del este como protección ante la crisis y dejó claro que para entrar en la moneda única es imprescindible cumplir los criterios de convergencia. El presidente del BCE recalcó que la introducción del euro no puede ser un sucedáneo de las políticas de ajuste, pues eso "iría en contra de la lógica de la convergencia".