El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, asegura que la política monetaria todavía es "acomodaticia", de modo que la institución que preside mantendrá una estrecha vigilancia sobre el comportamiento de los precios. Trichet explica que el BCE ha decidido subir los tipos en un cuarto de punto hasta el 4 por ciento "a la vista de de riesgos alcistas para los precios". El presidente del BCE subraya que la la entidad actuará "de forma firme y oportuna" para controlar la estabilidad de los precios.