El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, avisó hoy de que la crisis económica todavía no ha terminado y que por ello sigue siendo necesario mantener medidas "audaces" para combatirla. Al mismo tiempo, dijo que es necesario preparar la retirada de estas medidas de estímulo y la vuelta a la normalidad de la política monetaria y fiscal. "Todavía no es el momento de decir que la crisis ha terminado", dijo Trichet en declaraciones a la prensa tras reunirse con el presidente de la Eurocámara, Jerzy Burzek.