El tono mixto se impone entre las plazas europeas. Sin embargo, tras una jornada de “vaivenes”, los inversores españoles han dado paso a las compras un día en el que todas las miradas han estado puestas en los resultados presentados por Iberdrola. El Ibex 35 sumó un 0,72% hasta los 11.875 puntos con BME al frente de los avances. En el mercado de divisas, el euro escala posiciones y supera la barrera de 1,50 unidades mientras el precio del crudo se sitúa en el entorno de los 78 dólares/barril.

Mientras en el viejo continente ha imperado el tono mixto, el selectivo español dice adiós a los números rojos, protagonistas en gran parte de la sesión y cierra con alzas que le han impulsado a volver a ver de cerca el nivel de los 11.900 puntos. Como protagonista de la jornada, Iberdrola, compañía a la que el mercado premió con subidas del 0,24% tras rendir cuentas – registró un beneficio neto de 2.029 millones de euros en el tercer trimestre, un 18,2% más respecto al mismo periodo del año anterior-. Desde el punto de vista técnico,Jorge del Canto, analista independiente, ha analizado a la compañía para la que recomienda “hacer caja y buscar oportunidades en otro valor si se confirma la tendencia alcista”.

El resto de pesos pesados se suman al carro de las compras. Santander se coloca en el segundo puesto por revalorización, ganó un 1,83%, un día en el que Credit Suisse ha elevado el precio objetivo de sus títulos hasta los 12,5 euros, desde los 10,5 euros anteriores. Pero la entidad presidida por Emilio Botín luce entre las páginas de la prensa después de que su consejero delegado asegurara que el Santander podría pagar un dividendo extraordinario a sus accionistas el próximo año si continúa generando capital al ritmo actual. Alzas también para su homólogo, BBVA que se anotó un repunte del 1,21% seguido por los títulos de Repsol YPF que sumaron un 0,93%. Algo más rezagada, Telefónica, que cerró la sesión con ganancias de medio punto porcentual un día en el que confirmó el acuerdo al que llegó con Argentina para retirar la demanda que interpuso debido a la congelación de tarifas.

Entre el resto del sector bancario, la indefinición es la protagonista. Mientras los títulos de Banco Popular repuntaron un 0,77%, Banesto sucumbió a las pérdidas al caer un 0,27%, al igual que Bankinter que se dejó un 0,49% y Banco Sabadell que sufrió un castigo cercano al punto y medio porcentual pese a haber anunciado la captación de más de 50.000 nóminas en el tercer trimestre del año.

No obstante, las mayores penalizaciones se ciernen sobre el sector constructor. Un día en el que BAA, vende Gatwick por 1.659 millones de euros, los títulos de Ferrovial se dejaron un 2,34% mientras su filial de autopistas Cintra encabeza los descensos al caer un 2,35%. Un mal tono que se vivió en los títulos de Sacyr Vallehermoso, cedió un 2,08% pese a adjudicarse contratos en Libia por 300 millones de euros. FCC cayó un 0,94% mientras OHL bajó un 0,59%. Como excepción se sitúa ACS al ganar un 0,75% una jornada en la que ha anunciado que se ha hecho con el 66% de la constructora polaca Pol-Aquas por un importe de 174 millones de dólares. Pero además, la compañía ha recibido buenas recomendaciones desde Caja Madrid, cuyos analistas han mejorado sus títulos hasta comprar.

En el mercado continuo...


Pescanova encabeza los avances con ganancias que superan el 5%, seguido de San José que ganó un 4,13% y Antena3 que avanzó un 2,99%. Del lado de los descensos, SOS cayó un 4,95%, Inmobiliaria Colonial cedió un 4,55% mientras Reyal Urbis bajó 4,35%. Caídas del 0,46% para Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles,CAF, tras presentar un beneficio neto que aumentó un 11% entre enero y septiembre respecto al mismo periodo del año anterior impulsado por el repunte de sus ventas.

Y en Europa, el Dax alemán sumó un 0,2%, el Cac 40 cedió un 0,1%, el FTSE100 repuntó un 0,28% mientras el Eurostoxx50 avanzó un 0,40%.