Gas Natural prevé obtener unos 1.500 millones de euros con nuevas desinversiones que podría cerrar antes de que acabe el presente ejercicio, dijo el miércoles el consejero delegado Rafael Villaseca. Tras su fusión con Unión Fenosa, el grupo gasista catalán tiene que cumplir ciertos requerimientos que los reguladores impusieron en su día para autorizar la operación.

Villaseca señaló que están pendientes de venderse unos 2.000 megavatios en ciclos combinados y puntos de suministro de gas en Madrid.

"Hay varias ofertas y las compañías son de varias nacionalidades", dijo Villaseca a periodistas tras una presentación en Madrid.

Gas Natural destinará los ingresos procedentes con estas desinversiones a reducir su deuda, que podría quedar en unos 17.000-18.000 millones de euros si se consuman las ventas, añadió Villaseca.

En los esfuerzos para reducir su endeudamiento, disparado tras la adquisición de Fenosa, el grupo de gas anunció la pasada semana que vendería una de sus filiales en Colombia en una operación con la que ingresará unos 1.100 millones de dólares.

La venta de todos estos activos se enmarca en el plan de Gas Natural de vender activos por valor de 3.000 millones de euros.