Trabajadores de seis plantas de Ford en Estados Unidos, representados por el sindicato United Auto Workers (UAW) han rechazado la propuesta de la empresa para reducir sus costes, en línea con los planes implementados por sus rivales General Motors y Chrysler. A pesar de las presiones ejercidas por los líderes del sindicato UAW para ratificar el acuerdo alcanzado con la dirección de la multinacional del óvalo, los trabajadores de estas seis fábricas lo han rechazado. Así, los empleados de la planta de Flat Rock, en Michigan, donde se fabrica el mítico Mustang, rechazaron el acuerdo con un total de 1.265 votos en contra y sólo con 485 a favor. En la factoría de Kansas City (Missouri), que produce el F-150 y el Escape, el 'no' logró el 92% de los votos.