El consorcio automovilístico japonés Toyota tiene previsto realizar 1.400 nuevas contrataciones en diferentes áreas, excepto en producción, durante el próximo año fiscal 2009-2010, que dará comienzo el 1 de abril, lo que supone una reducción del 48,7%, en comparación con los 2.733 nuevos contratos realizados el pasado ejercicio fiscal, informó la compañía en un comunicado. La empresa que preside Katsuaki Watanabe contratará 100 nuevos empleados administrativos a partir del 1 de abril, lo que supone una disminución del 56%, mientras que las contrataciones de ingenieros caerán un 69%, hasta 380 trabajadores. Asimismo, Toyota realizará 100 contratos de empleados de oficina entre abril de 2009 y marzo de 2010, lo que se traduce en un retroceso del 57%. Al mismo tiempo, la corporación contratará 500 técnicos, un 49,8% menos.