El grupo Toyota, primer fabricante mundial de automóviles, obtuvo un beneficio neto récord de 1,72 billones de yenes (10.585 millones de euros al cambio actual) en su año fiscal 2007-2008 (cerrado el pasado 31 de marzo), lo que supone un aumento del 4,5% en comparación con el ejercicio anterior. La cifra de negocio de la multinacional nipona se elevó a 26,29 billones de yenes (161.785 millones de euros), con una progresión del 9,8%, mientras que las ventas mundiales ascendieron a 8,91 millones de unidades, lo que se traduce en un aumento del 4,5%.