El fabricante japonés de automóviles Toyota no estará en disposición de registrar beneficios durante el próximo ejercicio fiscal, a causa de la fortaleza del yen frente al dólar y por la fragilidad de la economía de Estados Unidos, según afirmó hoy el vicepresidente ejecutivo de la compañía, Yukitoshi Funo. "El escenario inicial era estar bajo el agua este año y retornar a los números negros el año que viene. Pero no creo que podamos esperar una mejoría en la tendencia lineal una vez más el próximo año", explicó el ejecutivo de la compañía.