El grupo Toyota, primer fabricante mundial de automóviles, logró mantener sus niveles de producción en el año fiscal 2009-2010 (cerrado el pasado 31 de marzo) con 8,15 millones de vehículos, lo que representa un leve descenso del 0,7% respecto al ejercicio anterior.

Estos datos de producción incluyen los de sus filiales Daihatsu, especializada en 'minicoches, e Hino, que opera en el sector de vehículos industriales. Excluidas estas marcas, la producción del gigante japonés se situó en 7,27 millones de unidades, un 2,5% menos.