El 2007 fue otro año difícil para los fabricantes estadounidenses por la pérdida de ventas, mientras que las empresas japonesas continuaron su ascenso, hasta el punto de que Toyota ha superado a Ford como el segundo grupo de EE.UU. en demanda. Tras la publicación de las cifras de ventas de diciembre, se ha confirmado la caída de Ford en el ránking de fabricantes, algo que la propia empresa ya había previsto a principios de 2007. Mientras que Ford perdió un 12% de su demanda en el 2007 y vendió un total de 2,57 millones de vehículos, Toyota ha sido capaz de aumentar su demanda un 2,7% y terminar el año con unas ventas de 2,62 millones de vehículos. Ford y Toyota marcaron la tendencia de los fabricantes estadounidenses y japoneses.