El fabricante japonés de automóviles Toyota se convirtió en la cuarta marca más vendida en el mercado español durante el pasado mes de agosto, al entregar 4.957 unidades el mes pasado, lo que se traduce en un incremento del 37,1%. La firma señaló que el volumen de ventas contabilizado durante el mes pasado le permitió hacerse con una cuota de mercado en España del 8,5% y resaltó que estos buenos resultados.