La Consejería de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha ha elegido al fabricante de informática Toshiba como socio tecnológico para la dotación de 28.000 ordenadores portátiles por un importe cercano a los 20 millones de euros. Los 28.000 ordenadores portátiles están destinados a todos los profesores de los centros públicos de enseñanza primaria y secundaria de la Comunidad.