El consorcio siderúrgico alemán ThyssenKrupp sufrió una pérdida antes de impuestos de 987 millones de euros durante los primeros nueve meses del presente ejercicio fiscal, después de una ganancia bruta de 2.297 durante el mismo periodo de 2008. Según indicó hoy la compañía al presentar el balance de los primeros nueve meses del año 2008/2009, la crisis económica mundial hizo caer la demanda en todos los segmentos del grupo.