El consorcio siderúrgico alemán ThyssenKrupp confirmó hoy sus pronósticos de ahorro y resultados operativos negativos para el ejercicio fiscal en curso. ThyssenKrupp, primer productor de acero de Alemania y cuarto de Europa, prevé que las pérdidas del año fiscal, que expira el próximo día 30, serán de una cifra alta de tres dígitos en millones de euros. Según los datos adelantados hoy por el consorcio, los costos para la reestructuración en marcha lastrarán el balance con más de 840 millones de euros, de los que más de 400 millones se cargarán este trimestre.