La revista The Economist dedica en su último número un amplio reportaje a la petrolera española. La prestigiosa publicación recoge el último descubrimiento del yacimiento petrolero que junto a Petrobras anunciaron recientemente. La revista asegura que este último golpe de suerte ha alegrado a la dirección de la empresa y ha servido para mitigar los últimos reveses por las inestabilidades políticas vividas en países donde el grupo tenía sus inversiones. El presidente de Repsol, Antonio Brufau, asegura que en las próximas semanas se podrá hacer una estimación del tamaño del campo, aunque aventura que “ se piensa que será uno de los mayores hallazgos desde hace años”.