Thales España cerró su ejercicio fiscal de 2009 con una facturación de 387 millones de euros, lo que supuso un 3,2% más respecto al ejercicio anterior, cifra que consolida al mercado español como el sexto en todo el mundo de la compañía francesa.  La compañía acumuló en España un volumen de pedidos de 358 millones de euros, un 31,6% menos que los 524 millones de euros de encargos recibidos en 2008.  El presidente de Thales España, Alberto Parrondo, presentó hoy estos resultados y destacó que "a pesar de la crisis económica que afecta a España, los resultados se han mantenido y la facturación sigue siendo positiva".