El fondo estadounidense Texas Pacific Group controlaría el 39 por ciento del capital de Iberia, formando la parte internacional de la compañía aérea junto al 10 por ciento que posee British Airways. El socio español Vista Capital aspira a tener entre el 20 y el 30 por ciento de la misma.
Fuentes próximas a la operación aseguran que aunque aun no está definida de forma clara cual va a ser la participación de cada uno en la operación de compra de Iberia, lo más normal, en el caso internacional, es que sea del 39 por ciento para TPG, al mantener el 10 BA, y así alcanzar el 49 por ciento legal. En cuanto a los socios españoles, Vista Capital, Ibersuizas y Quercus, se repartirían el 51 por ciento de la parte española. Por otra parte, BBVA anunció ayer su intención de vender el 7,07 por ciento que tiene en Iberia, y también indicó que no piensa acudir con ningún fondo a la posible compra de la compañía, algo semejante a lo que ya dijo hace unas semanas Logista, que tiene el 6,49 por ciento. El núcleo duro de Iberia posee el 36,50 por ciento del capital de la compañía, que está repartido entre British Airways que tiene el 10 por ciento, Caja Madrid, 10 por ciento, BBVA, el 7,07 por ciento, Logista el 6,49 por ciento, El Corte Inglés, el 2,90 por ciento, y varios fondos y entidades financieras, el 0,64 por ciento. El resto del capital está en manos de la SEPI, un 5,2 por ciento, y el 57,99 restante en la Bolsa. La directiva de Iberia tiene que decidir si entrega o no la documentación requerida a BA, información fiscal y financiera para llevar a cabo una auditoría (due diligence) y decidir en dos o tres meses si lanza definitivamente una oferta sobre el cien por ciento de Iberia.