Telefónica ha decidido rebajar las tarifas de su división celular Movistar para clientes residenciales en casi un 10 por ciento a fin de aumentar su cuota de mercado.
La compañía espera compensar el recorte de las tarifas con un incremento de las llamadas y del número de abonados. Movistar cuenta en la actualidad con casi 22 millones de clientes en España.