Es, junto a los dos grandes bancos, una de las guías del selectivo español. Telefónica replica – casi a la perfección- el comportamiento del Ibex 35. Si esto es así, la operadora volverá a los 17 euros según el selectivo español confirme su camino hacia los 9.300 puntos. Pero ¿y en caso contrario? Los expertos prefieren ser optimistas y ver el vaso medio lleno, dejando de lado unos fundamentales que podrían perjudicar – y mucho- a la cotización del valor.
Es una recomendación casi diaria entre los expertos. Telefónica es para muchos una recomendación “segura” en momentos de incertidumbre del mercado. Tener una gran capitalización, balance saneado y una gran exposición a mercados emergentes juega en pro de la operadora. Como lo ha sido una rentabilidad por dividendo superior al 11% - con un pago de 1.6 euros por título- y con el compromiso de alcanzar los 1.75 euros por acción en 2012, tal y como anunció su presidente César Alierta.

Y es aquí donde surge una de las principales divergencias en las opiniones de los expertos. De un lado, aquellos que consideran que la operadora no podrá mantener su rentabilidad por dividendo de cara a 2013 “pues el dividendo es extraordinario y, aunque en 2012 vendrá otro muy importante, creo que de ahí dará paso a una rebaja porque es imposible mantener esos niveles con los tiempos que corren”, reconoce Álvaro Blasco, director de análisis de Atlas Capital. El deterioro del escenario macroeconómico mundial, un entorno regulatorio más competitivo o la moderación del crecimiento en Latinoamérica son los factores a los que atienden los expertos. Y uno de los motivos que llevó a Fitch a rebajar la calificación de la operadora desde “A-“ hasta la “BBB” con perspectiva estable. La agencia aseguraba que la compañía no conseguirá disminuir su deuda hasta finales de 2012, entre otros motivos por las inversiones que la operadora tendrá que realizar para la adquisición del espectro en España y América Latina este año, y en Reino Unido el próximo ejercicio. Además – proseguía el informe- de que el negocio de la operadora podría ralentizarse debido a la crisis económica del viejo continente.

Sin embargo, la capacidad de generación de caja de la compañía será su gran atractivo. Desde el departamento de análisis de Renta 4 señalan que “a pesar de este panorama, la compañía será capaz de seguir incrementando el dividendo y mantenerlo en este nivel mediante el pago de efectivo y recompra de acciones a partir de 2013, manteniendo unos niveles de endeudamiento ajustados a sus objetivos”.

Su peso en el Ibex 35, arma de doble filo

Pero si desde el punto de vista fundamental hay alguna duda, queda disipada cuando se ve la compañía desde el plano técnico. Junto a BBVA y Banco Santander mueve casi el 50% del volumen del selectivo español – la operadora en solitario concentra más del 18% del mismo- algo que queda reflejado en la evolución de ambas cotizaciones. (ver gráfico adjunto) . Algo que podría ser la espada de Damocles de la operadora en bolsa. Estela Huertas, analista de Oreyitrade reconoce que “el mercado es envidioso y las caídas nunca quieren ir por libre, y Telefónica no es una excepción”. Por ello, si el selectivo visita niveles inferiores – incluso los 6.000 puntos si la situación es poco sólida- no será extraño verla cotizar en torno a los 12.70 euros “nivel en el ha marcado un suelo durante el pasado mes de agosto”.

Desde Ideas de Trading, Víctor E. Pérez admite que la operadora “se encuentra actualmente en un proceso de rebote bastante acusado, especialmente para la situación globalmente bajista en la que se encuentran los mercados cotizados en su generalidad”. Antes de iniciarse este movimiento “se aprecia la zona de sobreventa formada en el segundo trimestre del pasado año, en torno a 13.5 euros, que fue violada con claridad. Es lo que denominamos dilatación bajista o trampa de mercado bajista pues es un modo fácil y rápido de esquilmarle el dinero a los inversores que siguen vendiendo al romper los soportes o comprando al quebrar la resistencia”.



Ante esta lectura, la mayoría de las opciones abogan por estar largos en la operadora. Miguel Cedillo, analista independiente reconoce que una vez vistos cierres diarios por encima de 14.70 euros “se puede entrar largo en la operadora pues en ese punto tiene una importante resistencia. Nivel que una vez superado permitirá a la compañía volver hacia los 16.50- 17 euros”. José Luis Cava, analista indepediente no descarta ver al valor incluso en los 18.5 euros “aunque la previsión a muy corto plazo es una caída que lleve al valor hasta los 14.30 euros”.

Y es que en torno a ese nivel debería fijarse el nivel de stop si planteamos una estrategia a largo sobre la operadora. Ideas de trading reconoce que “el último mínimo relevante creciente lo dejaron en los 14.73 euros, por lo que puede situarse el stop en 14.68 euros pues si desciende de ese nivel podríamos incluso tantear cortos buscando la simetría en los 13-12.5 euros”. Con esto en el punto de vista, los expertos de SG Warrants admiten que “podría ser interesante comprar el Warrant Call strike 15.50 de Telefónica emitido por Societe Generale con fecha de vencimiento 18/07/2011 y una elasticidad 11 para un perfil de riesgo alto o comprar el Warrant call strike 16 de Telefónica emitido por Societe Generale con fecha de vencimiento 17/02/2012 y una elasticidad de 6.80 para un perfil de riesgo moderado en plazo.