Telefónica pedirá este lunes al Tribunal de Justicia de la UE durante una vista oral que se celebra en Luxemburgo que anule la multa récord de 152 millones de euros que la Comisión Europea le impuso en julio de 2007.

La Comisión Europea interpuso esta multa a Telefónica por abuso de posición dominante en el mercado de la banda ancha.

El Ejecutivo comunitario justificó la sanción alegando que, entre 2001 y 2006, el operador español cobraba a sus rivales precios excesivos por el alquiler de su infraestructura de red y les dejaba un margen de beneficios insuficiente para competir.