Telefónica emite bonos verdes por 750 millones y avanza en sus objetivos sostenibles

De forma simultánea, la compañía ha presentado una oferta de recompra de dos híbridos con fecha de rescate en marzo y septiembre de 2023, oferta que, de acuerdo con el calendario previsto, finalizará el próximo día 21 de noviembre. La fecha de cierre de la operación tendrá lugar el día 24.

Por lo que se refiere a la emisión del bono híbrido, la operación ha excedido en más de 6 veces el importe finalmente emitido, con gran acogida por parte de los inversores institucionales, cuya participación fue más del  90%, y una base ampliamente diversificada. Gracias a esto, la compañía ha conseguido mejorar las condiciones de forma significativa, con una reducción del cupón de 62,5 puntos básicos y un coste definitivo del 7.125% desde las indicaciones iniciales, que llegaban a situarse en el 7,75%. El cierre y desembolso final será el próximo 23 de noviembre.

Ambas operaciones, tanto la emisión del híbrido verde como la oferta de recompra, tienen como objetivo continuar gestionando de forma proactiva la base de capital híbrido de la compañía. A cierre de septiembre, la vida media de la deuda se situaba en 13 años. 

Los fondos obtenidos serán destinados a inversiones en proyectos verdes consistentes, fundamentalmente, en el apagado de equipos obsoletos y en el despliegue y mejora de la infraestructura de red. Serán proyectos que buscan lograr una mayor eficiencia energética gracias a la transformación de las redes de telecomunicaciones de la mano de la fibra y de la tecnología 5G, por un lado, y a planes de generación de energía renovable, por otro.

Una vez identificados y adjudicados los proyectos, y de acuerdo con el Marco de financiación sostenible vigente, Telefónica reportará su impacto en el consumo de energía por petabyte de tráfico de datos, en el ahorro de energía que representa y en la estimación de emisiones de CO² evitadas.

La emisión  enlaza con el objetivo de Telefónica de que el 25% de su financiación hasta 2024 responda a criterios de sostenibilidad. Enlaza igualmente, de forma más genérica, con los objetivos de sostenibilidad de la compañía, integrados a su vez en su estrategia empresarial y alineados con los Objetivos de Desarrollo de las Naciones Unidas (ODS). En términos medioambientales, y en línea con los ODS 7,11, 12 y 13, Telefónica trabaja para conseguir alcanzar las cero emisiones netas en 2040 en toda su cadena de valor, con el objetivo intermedio de neutralización de emisiones alcance 1+2 en 2025 en sus principales mercados.

Encaja también con el objetivo de la compañía de ayudar a sus clientes a evitar la emisión de más de 50 millones de toneladas de emisiones de CO2 entre 2020 y 2025 gracias a soluciones digitales y a alcanzar cero residuos en 2030. Precisamente los despliegues de fibra óptica y de infraestructura 5G como parte de la transformación de las redes, junto con los planes para extender la energía renovable, son determinantes en la consecución de estos objetivos. La fibra óptica pasa por ser un 85% más eficiente en términos de energía que el cobre; y el 5G consume, por unidad de tráfico, hasta un 90% menos que el 4G