Telecinco ha logrado un beneficio neto de 211,58 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 13,5 por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Entre enero y junio, la cadena ha alcanzado unos ingresos totales netos de 571,91 millones de euros, lo que representa un avance del 9,3 por ciento respecto a los seis primeros meses de 2006.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 295,47 millones de euros, con un incremento del 10,6 por ciento respecto al primer semestre del ejercicio anterior. Mientras, el resultado neto de explotación (Ebit) ha crecido un 10,8 por ciento, hasta 293,02 millones.