Una ampliación de capital más en el mercado…y no ha sido bien acogida entre los inversores. Telecinco pide 499.2 millones de euros. Pero ¿qué pasa cuando la tarta a repartir sigue siendo pequeña?
Primero se lanzó BBVA, luego fue Sacyr Vallehermoso, Banco Popular y ahora ha sido Telecinco la encargada de anunciar su ampliación de capital. Tintes positivos y negativos para hacer de una ‘petición de dinero al mercado’ algo atractivo y rentable. Y parece que Telecinco no enseña su mejor baza en esa operación.

Ampliará capital por valor de 499.2 millones de euros con la intención de adquirir el 22% de Digital +. Una operación en la que emitirá 86.81 millones de nuevas acciones a un precio de 5.75 euros y con derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas. El importe nominal será de 43.4 millones de euros, según ha informado a la CNMV. Y ahora llega la pregunta ¿acudimos o no a la ampliación?

La operativa es sencilla: a cada acción antigua le corresponderá un derecho de suscripción preferente y serán necesarios 14 derechos para suscribir 5 acciones de nueva emisión. Es decir, si usted tiene actualmente 140 acciones de Telecinco recibirá automáticamente 140 derechos. Con esos derechos podrá suscribir 50 acciones nuevas (140/14=10X5=50) valoradas en 287.5 euros (50X5.75).

Los expertos creen que todavía es pronto para valorar y aseguran que “todo dependerá de cómo se tome el mercado las posibles sinergias que se puedan generar con su posible fusión con Cuatro”, reconoceMiguel Freijo, analista de Estrategias de Inversión. La compra de Digital+ entra dentro del acuerdo con el Grupo Prisa, que incluye también la adquisición del 100% de Cuatro mediante el canje de entorno al 18% de las acciones de Telecinco. ¿Previsiones? La creación de “un gran grupo audiovisual en España, con liderazgo en la televisión comercial en abierto, oferta televisiva por internet y con una presencia importante en el sector de pago”, explica la cadena en una nota.

Pero no hay que olvidar que el momentum no es el más idóneo. Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI reconoce que el cambio de la ley de publicidad les resta atractivo “pues las televisiones se han encontrado que la TDT se lleva entre un 18-20% de la cuota por publicidad”. Es por ello que necesitan capitalización, refinanciar deuda “para que toque una porción más grande de la tarta publicitaria. Lo que ocurre es que cuando pides más harina para hacer una tarta más grande y lo que te toca es una porción más pequeña, te penaliza el mercado”.

Como lo ha hecho. En la sesión, los títulos de Telecinco se vieron penalizados con más del 2.4% de caída hasta cerrar en los 9.19 euros. Desde Renta 4 aseguran que “la reacción a corto plazo será negativa aunque permitirá al grupo mejorar su posición frente a sus competidores”. Seguiremos informando.