Las poco halagüeñas previsiones lanzadas por el presidente de la FED, Ben Bernanke, y las decepcionantes cuentas de Cisco Systems aún pesan sobre los inversores, que optan –durante los primeros minutos de negociación- por las ventas. Cada vez son más los que piensan que la crisis de crédito podría afectar no solo al sector financiero, en una jornada en la que el cuarto mayor banco de EEUU, Wachovia, ha anunciado que prevé incrementar sus pérdidas trimestrales por préstamos y la confianza del consumidor se resiente –el dato que elabora la Universidad de Michigan cayó cinco puntos en noviembre hasta los 75 puntos-. Así, el Dow Jones cede un 0,74% hasta los 13.167 puntos, el S&P500 pierde un 1,05% hasta los 1.459 puntos, mientras que el Nasdaq pierde un 1,68% hasta los 2.650 puntos, en una jornada en la que el dólar ha tocado un nuevo mínimo frente al euro en 1,47 unidades.
Los inversores temen que la crisis de crédito e hipotecaria de EEUU no sólo afecte al sector financiero. Cisco Systems decepcionó anoche con sus cuentas y el segundo mayor suministrador mundial de semiconductores, Qualcomm, situó sus previsiones de beneficios para el primer trimestre del próximo año en la parte baja de la banda esperada. Unas noticias que hacen cobrar aún más peso a las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben Bernanke, quien advirtió de que el crecimiento económico del país podría continuar lento hasta mediados de 2008, mientras que el riesgo de inflación aumenta apoyado por los precios al alza a los que cotiza el crudo. Así, durante los primeros minutos de negociación, el Dow Jones cede un 0,74% hasta los 13.167 puntos, el S&P500 pierde un 1,05% hasta los 1.459 puntos, mientras que el Nasdaq pierde un 1,68% hasta los 2.650 puntos. Gráfico Dow Jones