El fabricante indio de automóviles Tata Motors, propiedad del consorcio industrial del mismo nombre, registró un volumen de ventas de 53.404 unidades en todo el mundo durante el pasado mes de octubre, lo que supone un aumento del 34% frente a los datos de 2008, informó hoy la compañía. Las entregas de la corporación asiática en su mercado local se situaron en 50.552 unidades el mes pasado, lo que se traduce en un fuerte incremento del 40% si se compara con las 36.168 unidades comercializadas en octubre del año anterior. Durante los diez primeros meses del presente ejercicio, Tata Motors matriculó 326.895 vehículos en todo el mundo, lo que representa una progresión del 7% respecto a las cifras del mismo periodo de 2008.