Swiss Re ha recortado su exposición a derivados de crédito del tipo CDS (Credit Default Swap) a entre 14.000 y 15.000 millones de francos suizos (8.588-9.204 millones de euros), según dijo hoy su director financiero, George Quinn, en una teleconferencia para presentar los resultados de primer trimestre. A 20 de febrero la exposición era de 21.300 millones de francos suizos. En el periodo, la reaseguradora contabilizó una depreciación de 819 millones de francos suizos en productos estructurados CDS que han incurrido en pérdidas desde noviembre de 2007, estimando en otros 200 millones las depreciaciones para abril.