La aseguradora helvética Swiss Life ha informado de que la crisis mundial en el sector de los créditos no tendrá "incidencias mayores" en los resultados del ejercicio 2007.La principal razón es que los fondos de alto riesgo, que causaron hace unos meses una importante crisis financiera en Estados Unidos, sólo representan el 0,1% del total de inversiones de la empresa. Para el presente año, la aseguradora prevé un beneficio superior a 1.200 millones de francos (732,8 millones de euros), impulsado por los ingresos de la venta del Banco del Gotardo y de las filiales en Bélgica y Holanda.