La aseguradora helvética Swiss Life registró en 2008 un beneficio neto de 345 millones de francos (226 millones de euros) lo que representa un retroceso del 74,8% con respecto al año anterior, a causa de la crisis económica. Asimismo, el gigante suizo anunció un acuerdo con su homólogo alemán Talanx para reducir su participación en el grupo germano MLP. Los beneficios de Swiss Life se dividieron por cuatro.