El Ministerio suizo de Justicia afirmó hoy que el Gobierno del país adoptará todas las medidas necesarias para impedir que el banco UBS revele a las autoridades de EEUU los datos de 52.000 clientes sospechosos de haber evadido impuestos. En este sentido, el Ministerio hizo hincapié en que "las leyes suizas prohíben transferir información de los clientes" y advirtió de que "se han preparado todas las medidas necesarias para hacer que se cumplan las leyes suizas". La respuesta de las autoridades helvéticas se produce como reacción a la posible petición a UBS por parte de los tribunales estadounidenses para que revele información de unos 52.000 clientes sospechosos de evasión fiscal, algo que "prohíbe" la Ley suiza y que impediría a UBS cumplir con tal exigencia.