La tasa que las empresas pagan por que la Comisión Nacional de Competencia (CNC) estudie y analice un proceso de concentración ha subido un 1% con el comienzo del año, según datos del organismo que preside Luis Berenguer recogidos por Europa Press. La subida deriva de lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010, que fija además la cuantía de las tasas a pagar en función del volumen de facturación de la compañía resultante de la fusión que se notifica.