El IPC de EE UU subió un 0,4% en enero.

Esto coloca la tasa interanual en el 1,6%, una décima más que un mes antes.

La inflación subyacente, sin energía y alimentos, subió un 0,2% tras el aumento del 0,1% de diciembre. En el acumulado del año, aumentó un 0,1%.