El director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy en París que no hay "soluciones nacionales" frente a la que denominó "primera crisis global" de las finanzas y la economía internacionales. Agregó que de la próxima reunión del G20 en Londres sobre la crisis financiera y económica mundial no espera "nada muy nuevo", pero sí el "compromiso" de los líderes de esos países para "dar un paso al frente y hacerlo rápidamente". Strauss-Kahn declaró que el sistema financiero internacional posterior a la actual crisis "será diferente", pero excluyó que en la reunión de Londres se pongan las bases de una nueva arquitectura financiera multilateral.