El grupo finlandés Stora Enso Oyj, dedicado a la producción de papel y madera, señaló el jueves que su beneficio neto del segundo trimestre se redujo acusadamente debido al incremento de los costes. La compañía señaló que el beneficio neto bajó a 23 millones de euros entre abril y junio, comparado con los 141 millones del mismo periodo un año antes. La cifra fue también inferior a las previsiones de los analistas de 71 millones. Las ventas se redujeron a 2.870 millones, frente a una facturación de operaciones continuadas de 2.990 millones en el periodo equivalente de hace un año. Los analistas esperaban que las ventas se mantuvieran planas en 2.990 millones.