Una acción coordinada entre las  bolsas de Bélgica, Francia, Italia y España para prohibir - temporalmente- las operaciones cortas en valores financieros cotizados en bolsa. Una decisión extraordinaria tras las fuertes caídas de las últimas jornadas.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que dijo tomar la decisión de manera coordinada con la autoridad de valores europea ESMA, anunció ayer la prohibición inmediata durante al menos 15 días "de operaciones sobre valores o instrumentos financieros que supongan la constitución o incremento de posiciones cortas sobre acciones españolas del sector financiero".

El regulador dijo que la decisión obedece a la "situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, en especial las cotizaciones de acciones de entidades financieras". Añadió que, para evitar una perturbación de los movimientos ordenados del mercado va a "revisar la operativa de los mercados de valores con el fin de asegurar el mantenimiento de la estabilidad financiera".

El anuncio de la CNMV se produjo poco después de que el regulador europeo de los mercados financieros anunciase que Bélgica, Francia, Italia y España habían decidido suspender las operaciones de venta al descubierto sobre los valores financieros.

La prohibición afecta tanto a posiciones al contado como con derivados, ya sea en mercados organizados o no (OTC). La propia CNMV define la posición corta como "aquella que resulte en una exposición económica positiva ante una caída del precio de la acción".

Banca Cívica, BBVA, Banco de Sabadell, Banco de Valencia, Banesto, Banco Pastor, Popular, Santander, Bankia, Bankinter, Caixabank, CAM, Catalana Occidente, Mapfre, BME y Renta 4 son los valores que se verán beneficiados por la medida.