El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, reconociendo ser siempre muy crítico con el Fondo Monetario Internacional (FMI), opinó este jueves que esta vez sus expertos tienen razón en la evaluación de la crisis financiera, descrita por muchos analistas como demasiado pesimista. "Siempre he sido muy crítico con el FMI, pero pienso que esta vez tienen razón", declaró Stiglitz a la cadena financiera CNBC.
El servicio del FMI encargado de la vigilancia de los mercados cifró en 945.000 millones de dólares el coste potencial de la crisis para el sistema financiero en su informe semestral publicado el mares. De esta cifra, 565.000 millones están directamente ligados al sector de préstamos hipotecarios de riesgo (subprime). Stiglitz, ex economista jefe del Banco Mundial, opina que la actual crisis financiera es la peor desde la de 1929, y que los problemas con las subprime acaban de empezar. El año próximo, 2,2 millones de hipotecados perderán su casa en Estados Unidos, y los precios inmobiliarios, que ya bajaron 10%, podrían perder entre 10% y 20% más antes de estabilizarse, dijo.