La oleada de presentación de resultados financieros en Estados Unidos continúa con la sorpresa, positiva en este caso, de los 498 millones de dólares de beneficio de State Street, el doble de los 256 millones obtenidos en el cuarto trimestre del año anterior. Tanto el beneficio por acción como los ingresos mejoraron las previsiones de los analistas.