La financiera State Street ha publicado unos resultados negativos. Los ingresos del banco cayeron un 21% hasta los 2.120 millones de dólares. Ha registrado una pérdida neta de 3.180 millones de dólares, unos 7,12 dólares por acción en el segundo trimestre del año, frente a los beneficos de 1,35 dólares del mismo período del año anterior. El resultado incluye el pago de fondos TARP de 0,23 dólares por acción.