La cadena hotelera estadounidense Starwood Hotels registró en el ejercicio 2009 unos beneficios de 73 millones de dólares (52,7 millones de euros), lo que representa un retroceso del 77,8% con respecto al ejercicio anterior. La compañía, cuyos resultados reflejan los efectos de la crisis sobre la demanda vacacional, se mostró optimista en cuanto a las perspectivas de 2010 y habló de una recuperación durante el cuarto trimestre.