La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha rebajado la nota a largo plazo de la deuda de Grecia a 'BB+' desde 'BBB+', lo que coloca la deuda helena en grado especulativo o 'bono basura', con perspectiva "negativa" y deja abierta la posibilidad de más recortes.
 "La rebaja es el resultado de actualizar nuestra valoración de los desafíos políticos, económicos y presupuestarios a los que se enfrenta el Gobierno de Grecia en su intento de colocar la deuda pública en una trayectoria sostenible", dijo el analista de S&P Marko Mrsnik.

A este respecto, la calificadora de riesgos considera que las opciones del Gobierno griego cada vez son "más estrechas" a raíz del debilitamiento del crecimiento de su economía en un momento en el que aumentan las presiones para un mayor ajuste fiscal.

La rebaja del 'rating' soberano de Grecia coincidió con la decisión de S&P de recortar en dos escalones la calidad de la nota de la deuda de Portugal, que pasa a 'A-' desde 'A+' con una perspectiva "negativa".