La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha rebajado la nota a largo plazo de los cuatro principales bancos griegos en tres escalas y les sitúa en grado especulativo o 'bono basura', en consonancia con su decisión de rebajar la nota a largo plazo de la deuda del país heleno.
 En concreto, S&P ha rebajado el rating de la deuda a largo plazo de los bancos griegos EFG, Piraeurs y Alpha de 'BBB' a 'BB', mientras que la calificación del Banco Nacional de Grecia (NBG) cae desde 'BBB+' a 'BB+'.

Asimismo, la agencia también les sitúa en perspectiva negativa, lo que refleja la posibilidad de que sus ratings puedan ser reducidos aún más si la calificación de la deuda soberana sigue descendiendo o si su liquidez, la calidad de sus activos o su rentabilidad "empeora más de lo previsto actualmente".

La agencia de calificación crediticia ha tomada está decisión tras rebajar la nota a largo plazo de la deuda de Grecia a 'BB+' desde 'BBB+', lo que coloca la deuda helena en grado especulativo o 'bono basura', con perspectiva "negativa" y deja abierta la posibilidad de más recortes.

"La rebaja es el resultado de actualizar nuestra valoración de los desafíos políticos, económicos y presupuestarios a los que se enfrenta el Gobierno de Grecia en su intento de colocar la deuda pública en una trayectoria sostenible", dijo el analista de S&P Marko Mrsnik.

En este sentido, S&P cree que el rating de una institución financiera refleja el riesgo soberano de su país y apunta que es "poco probable que un banco puede ser visto como más solvente que la deuda soberana por sí misma". Además, apunta que esta decisión también tiene en cuenta que estas instituciones están expuestas, aunque en diferente medida, a la actual crisis de los mercados capitales.

"Por otra parte, los bancos griegos están, en nuestra opinión, sometidos directamente a la deteriorada calidad del crédito soberano a través de sus grandes carteras de deuda pública griega. Vamos a seguir evaluando cómo el riesgo de mercado latente en estas carteras podría materializarse y afectar a los perfiles financieros de los respectivos bancos", añade.