Grifols ha obtenido una mejora en la calificación crediticia otorgada por Standard & Poor’s tras su última actualización.

Grifols obtiene un rating corporativo global de BB mientras que su deuda senior asegurada se sitúa en BB+ y la deuda senior no asegurada en B+. Asimismo, en todos los casos la agencia mantiene una perspectiva estable.

Según Standard & Poor’s, Grifols mantendrá su sólido crecimiento orgánico impulsado por la creciente demanda mundial de productos derivados del plasma y por la consecución de diversas sinergias derivadas de la compra de Talecris, estimadas en torno a 300 millones de dólares anuales.

Asimismo, de acuerdo con la agencia de calificación crediticia, esto debería traducirse en una importante reducción del endeudamiento bruto de la compañía. En este sentido, Standard & Poor´s estima que la deuda financiera ajustada de Grifols se situará en torno a 4 veces el EBITDA ajustado a finales de 2012 y que a partir de 2013 disminuirá progresivamente. La perspectiva estable asignada por Standard & Poor’s recoge estas previsiones.

Las nuevas calificaciones crediticias de Standard & Poor´s son las siguientes: